¿Qué es el contraste y por qué es importante en la composición?

El contraste es el efecto del color y las diferencias que se producen al comparar varios colores. Si las diferencias son muy acentuadas se hablará de un contraste polar. Así, las oposiciones cálido-frío, blanco-negro, pequeño-grande llevadas al extremo son contrastes polares. Todo lo que vemos lo comparamos inconscientemente.

¿Por qué y para qué necesitamos los contrastes en las fotos?

1. Es un medio de expresión.

2. Es un modo de comparar.

3. Se jerarquizan los elementos de la imagen.

4. Se distingue entre fondo y figura y las figuras entre si.

Círculo cromático de Johannes Itten

Johannes Itten fue un pintor suizo y profesor de la famosa escuela alemana Bauhaus y estudió el tema de la composición y la percepción del color al igual que otros artistas como Vasily Kandinsky y Paul Klee.

El círculo cromático es una representación gráfica de la relación de contraste entre tres colores primarios (amarillo, rojo y azul), los colores secundarios y terciarios que se obtienen a partir de la combinación de dos primarios en distintas proporciones.

circulo-cromatico-Itten

En el libro ‘El arte del color’ Itten destaca los siete siguientes contrastes de color.

  • Contraste del color en si mismo
  • Contraste claro-oscuro
  • Contraste cálido-frío
  • Contraste de los complementarios
  • Contraste simultáneo
  • Contraste cualitativo
  • Contraste cuantitativo

Contraste del color en si mismo

Es el contraste de colores puros, saturados, que aumenta cuanto más alejados se encuentran uno del otro en el círculo cromático. El efecto que producen es llamativo y potente. El contraste de amarillo, rojo y azul es la combinación más expresiva de este contraste. Cuanto más nos alejamos de los tres colores primarios, el efecto de este contraste disminuye.

Contraste claro-oscuro

Este contraste se basa en la diferencia de los valores de luminosidad. Podemos jugar con valores claro-obscuro del mismo color o de varios colores. El efecto del contraste aumenta al aumentar la diferencia de luminosidad.

Contraste cálido-frío

Entre los siete contrastes de colores, el contraste cálido-frío es el más usado y el que más llama la atención. Al utilizar este tipo de contraste hay que tener en cuenta que un color cálido rodeado de colores fríos nos va a resultar todavía más cálido, y el mismo color rodeado por los colores más cálidos se va a percibir como un color frío. El mismo color según el color que está a su lado puede verse más cálido o más frío.

Este tipo de contraste se utilizó muchísimo por los pintores impresionistas como Monet, Pissarro y Renoir que se convirtieron en auténticos especialistas en jugar con las modulaciones de colores cálidos y fríos.

Contraste de los colores complementarios

Si nos fijamos en el círculo cromático, los colores opuestos forman también un tipo de contraste. Es el contraste de los colores complementarios. Cuanto más alto es el nivel de saturación de estos colores más contraste se produce. Este contraste crea un efecto bastante fuerte en el ojo humano porque al percibir estos colores uno al lado del otro, el ojo los ve todavía más intensos y vibrantes. Los pares de los complementarios más usados son: rojo-verde, azul-naranja y amarillo-magenta.

Contraste simultáneo

Es uno de los contrastes más complicados y difíciles de identificar y entender porque no está presente como tal en las imágenes, sino que lo crea nuestro propio ojo en el caso de la presencia de un color fuerte y la ausencia de su color complementario. Si éste último no se ve en la foto, nuestro ojo lo estará buscando y produciendo al mismo tiempo para crear el equilibrio. Por ejemplo, si tenemos abundancia de color rojo en la imagen al lado de un gris, y el color verde no aparece como tal por ningún lado, este gris nos va a parecer verdoso.

contraste-simultaneo-01

Vemos el gris cyan o verdoso

 

contraste-simultaneo-05

La cara nos parece aún más cálida y amarilla sobre el fondo morado.

 

contraste-simultaneo-04

El opuesto del naranja es el azul y así vemos la cara

Contraste cualitativo

Este contraste también lo podemos llamar el contraste de saturación. Se basa principalmente en la diferencia de colores saturados y luminosos por un lado, y apagados y sin resplandor por otro lado. Digamos que este contraste se basa en el grado de saturación o pureza de los colores que aparecen en una imagen.

Contraste cuantitativo

El contraste cuantitativo juega con las relaciones de tamaño de dos o varios colores. Por ejemplo, podemos utilizar mucha cantidad de un color y poca cantidad de su color complementario, creando así un efecto visual bastante potente. O hacer lo mismo experimentando con los colores puros, tonos cálidos-fríos, claros-oscuros etc., pero siempre teniendo en cuenta la relación grande-pequeño o mucho-poco.

 

A modo de conclusión

Los colores son vivos y dinámicos e interactúan entre ellos. Tienen sus propias dimensiones: el mismo color, dependiendo del que está a su lado, nos puede parecer más claro o más oscuro, más cálido o más frío, más llamativo o más pálido. La cuestión es practicar y observar.

Muchas gracias a Oleg Kaplan por sus maravillosas imágenes cedidas.

A %d blogueros les gusta esto: